GR ecoturismo

SIente l a l lamada  de la Naturaleza

Viajes de naturalezscubrira y senderismo al alcance de la mano


Bosques del Sur: Nacimiento del río Mundo
QUEDAN 4 PLAZAS AHORA!!!!
Nivel de esfuerzo GR1

Una escapada Otoñal para disfrutar del Parque Natural de los Calares Del Río Mundo con excursiones sencillas para conocer este rincón de la sierra de Albacete que nos sorprenderá.






Programa de viaje: 
Jueves, 12: Madrid-Liétor-Ayna-Riópar.
Salida a las 8,00 de la mañana de Plaza de España. Desayuno en ruta y tomando un desvío en Albacete, llegaremos a Liétor, situado junto al cauce del río Mundo. Su conjunto urbano presenta un trazado medieval con estrechas y angostas callejuelas. 
Iniciaremos la ruta desde la Plaza mayor para tomar una senda que desciende entre olivos y terrazas hasta el río Mundo. Una vez pasado el puente, tomaremos una pista que durante unos 5 kms caminaremos junto al cauce del río, hasta encontrar una estrecha senda es ascenso hasta un collado. Bajamos por una zona arenosa y a unos metros encontramos un puente sobre el río Mundo y junto al mismo la aldea de Hijar.
Continuamos hasta la Alcadima, paraje natural con sus huertas llenas de grandes higueras, olivos y pequeños invernaderos. En unos minutos, iniciaremos un ligero ascenso, a nuestra izquierda podemos observar los cantiles que se despeñan hacia el cañón, y en el fondo del barranco encontramos "El salero", antiguo manantial de aguas salobres.
Superado este repecho, estaremos contemplando el pequeño pueblo de Ayna, encaramado en la ladera del monte San Urbán, esparciendo sus casas hasta los píes del río Mundo (14 km, subida de 160m y bajada de 100m). Traslado a Riopar, Alojamiento en el hotel y cena. 
Viernes, 13: Charco de las truchas y el río Mundo.
Nos desplazamos hasta El Laminador, donde comenzaremos a caminar cruzando el Arroyo de la Vega y el río Mundo. En unos minutos estaremos viendo la piscifactoría. Continuaremos por una senda que va paralela al cauce del río Mundo con vegetación de ribera a nuestra derecha y a nuestra izquierda una ladera con una fuerte pendiente que corona en el Calar del Mundo. Cruzaremos el arroyo del Molino para llegar al Charco de las Truchas, pequeño remanso del río, cuyo lugar sugiere un pequeño descanso, ya que a partir de aquí, comienza una ligera pendiente donde la vegetación se hace más intensa con tejos, acebos y avellanos, siendo tan espesa que en algunos tramos, apenas deja pasar los rayos del sol. Esta masa de vegetación nos acompañará hasta la explanada del aparcamiento. Una vez aquí, tomaremos la senda que mediante unos escalones empinados, nos llevará hasta la misma base, donde el agua que sale de la cueva, se precipita en una caída de más de 80 metros, formando una de las cascadas mas bellas de España. Abajo, el agua se remansa y desciende a través de un rosario de pequeñas cascadas.
Una vez disfrutado de este bello paraje natural, continuaremos hasta el puerto del Arenal, para tomar la antigua "Cañada de la Almenara", que nos llevará hasta la explanada del campamento de San Juan, lugar ideal para descansar disfrutando del paisaje y tomar un tentempié.
Desde los campamentos, continuamos por una pista que desciende paralela al arroyo de la Casa Rosa, y en su cauce encontramos un conjunto de lirios y helechos. Poco después, nos sorprende en nuestro camino una puerta que corta la pista, y la Casa Rosa, que no hace honor a su nombre (pintada de blanco) y tres ejemplares de plátanos de sombra. En unos 300 m, encontramos el cortijo de Santos Peñas y, pasado el mismo, podemos contemplar una de las mejores vistas que nos ofrece el valle de Riópar: Riópar Viejo, el puerto de las Crucetillas, las Peñas de Gallinero y los Picos del Oso. Ya en el valle, nos aproximamos al cauce del río de la Vega para hacer tranquilamente un paseo junto a la ribera, cruzamos un puente y llegamos a Riópar (16 km, con una subida y bajada de 230 m). 

Sábado, 14: El Calar del Mundo. Poljé de los mojones. 
Nos desplazaremos hasta el puerto del Arenal donde iniciaremos la ruta por un sendero con suave pendiente hasta el Navacico y la Cañada de los Mojones. Estupendas vistas de La Peña del Cambrón, El Pandoncillo y el valle de Villaverde de Guadalimar (donde mataron al Pernales).
Desde aquí, y por una senda poco definida, caminaremos hasta la Peña Alta o Mirador, que se encuentra en la parte superior de la pared de caliza donde a media altura aparece la Cueva de los Chorros. Desde el Mirador, podemos contemplar: El valle formado por el rió Mundo, al fondo la cuerda montañosa formada por el Puerto de las Crucetillas, las Peñas del Gallinero y el Pico Gallinero (1629m). 
Volvemos sobre nuestros pasos para adentrarnos en uno de los Geositios mas interesantes del Parque, el Poljé de la cañada de los mojones.

Un poljé es una depresión cerrada en forma de valle de fondo plano, dimensiones kilométricas y fuertes pendientes cuya génesis está en el proceso de disolución y hundimiento de la roca caliza a partir de una geomorfología en la que predomina el karst. El sistema de drenaje es llevado a cabo por cursos de agua meandriformes que se pierden, pasando a ser de circulación subterránea.

Al poljé de la Cañada de los Mojones le entra el agua por varios sumideros o poros, para pasar después, bajo tierra, a la Cueva de Los Chorros y la Fuente de la Pedorrilla.

14km 400m desnivel


En función de la hora de llegada podremos visitar Cotillas uno de los pueblos mas bonitos de la zona con su Iglesia de estilo mudejar y el puente romano de Ponton podría. Sobre las 19.30 de vuelta al hotel.
Domingo, 15: Puerto de las Crucetillas.
Junto al Km 187 de la carretera de Alcaraz, nos desviamos por una pista que nos llevará a la granja de las espinetas, y después por un pequeño valle subiremos hasta el refugio de la Lagunilla. Desde aquí, tomaremos la pista que asciende hacia el Puntal de la Torca Raya. En un giro a la izquierda, abandonamos la pista para tomar una estrecha senda donde encontramos arces, pinos, romeros y dos ejemplares de tejo, uno de ellos el magnífico y milenario Tejo Viejo.
En unos 500 metros, nos encontramos con la Cocota del Barranco del Ciervo, espléndido mirador con vistas a: El pico de la Almenara, la Piedra del Grito y la Peña de la Graja. Empezamos a descender, continuando la marcha por el Barranco del Ciervo, lugar donde encontraremos ejemplares de acebos en racimos, arces, retamas y romeros. Llegamos a la pista junto al río de las Hoyas, y en unos 2 kms estamos en el Cortijo de Tortas donde nos recogerá el autocar (13 km, con una subida de 225 m, y una bajada de 380 m).

A continuación emprenderemos el viaje de regreso a Madrid, donde esta previsto que lleguemos en torno a las 20-21 h.